“Atender” al marido

14 La tal frase “Atender al marido” no aplica en mi vida.

Se pueden hacer cosas por el marido, pero donde NO se vea reflejado el fastidioso machismo y mucho menos cumplir con quehaceres a manera de esclavitud, se puede más bien, y en su defecto, tratar cuando se pueda, de hacer cosas juntos.
A la mujer latina se le fue inculcado todo eso, y es que el machismo inicia de parte de la mujer, ella misma lo genera y es una ‘sometida voluntaria’.
Muchas de mi generación crecimos escuchando la frase “Atender al marido”, “Debes aprender a cocinar, lavar, planchar”…etc

Y es que hay que reconocerlo, hay hombres que más parecen hijos. La mujer de manera contenta les lava, les plancha, les cocina, la lleva la comida a la mesa, y algunas hasta les hacen el pedicure, ¿Qué es eso? Realmente a mí eso me parece desagradable, aunque mi esposo sea un hombre limpio Yo no hago eso. Digo yo, ¿acaso él no tiene sus manitos para hacerlo? He visto algunas que hasta les lavan los pies. ¡Por favor! ¡Mujeres, eso no se hace!, créanme que no hacer esas cosas, no es falta de amor. Yo amo a mi esposo y no le hago esas cosas!

Hombres, ¡No me odien!, Mujeres, ¡No sean sumisas ni sometidas!

No sigo leyes, no me gustan los amores civilizados, rompo reglas y veo al hombre y a la mujer con igual condición para ejercer una labor en el hogar; ahora ya es diferente el caso en que por ejemplo el marido trabaje duro y llegue cansado, ya eso es otra cosa.  Pero es muy agradable para la mujer que en el momento en que su esposo pueda, la ayude y sobre todo si tienen hijos.

Por estos días tuve la oportunidad de echarle un vistazo a un libro escrito en el año de 1953 llamado Guía de la buena esposa” 11 reglas para mantener a tu marido feliz, abriendo mis ojos cada vez más por la incredulidad que me generaba, de hecho pensé que era una broma. Y no es que todo lo ahí expuesto, sea del todo mal, pero en la mayoría de los textos, se plasma cada detalle dirigido a la mujer como si de una empleada de servicio se tratase o de alguien que debe seguir reglas en todas sus anchas sin musitar una palabra, después pensé que tratándose de un artículo redactado en ese año, hasta terminaríamos pensando que para esa época, no estaba mal, pero creo que en estos tiempos la cosa es otra. La mujer moderna es y debería ser siempre una empresaria, luchadora e independiente.

Autora: ©VanessaBulaB.

Related posts

Leave a Comment