Cat-café

Los cat-café se modernizan en EEUU: acariciar gatos mientras tomas un capuchino está de moda.

cats-cafe

En el fondo los cafés de gatos tienen ya una historia. El primero abrió sus puertas en el año 1998 en Taiwan y en Japón hace tiempo que son famosos. Pero de un tiempo a esta parte han empezado a convertirse en tendencia de lo más cool. Especialmente en Estados Unidos donde cada vez se abren más cafés para acariciar y jugar con gatos mientras saboreas un café. Para los fans de los gatos. Para los que no los pueden tener en casa. Para los villanos de las pelis…

Hemos seleccionado tres nuevos cat-cafés de lo más trendy a lo largo del país, que bien por sus nombres tan divertidos, por su productos o por su actitud están dándole una vuelta al fenómeno. Un ejemplo que esperamos que se extienda por el resto del planeta

Seattle Meowtropolitan

1366_2000

Ya sólo por el nombre, este cat-café se merece una visita o que te pases por su web al menos. Pero también por el intento de tres amigos de proponer algo totalmente diferente entre la muy concurrida escena cafetera de Seattle, una de las ciudades de Estados Unidos con más locales especializados en café por habitante.1366_2000

Pero no sólo podrás disfrutar de la compañía de tus felinos favoritos sin tener que limpiar la arena de la caja. Para no quedarse atrás, en este singular café sirven Herkimer Coffe, uno de las variedades favoritas de los locales, y para terminar, coronan cada bebida caliente con una carita de gato hecha en caramelo sobre la suave espuma de leche o sirven los brownies de chocolate con siluetas de gato hechas con azúcar glass. ¡Miau!

 

Blue Cat Café1366_2000-1

Dicen que todo se hace a lo grande en Texas y por eso no nos extraña que uno de los cafés más grandes del mundo esté en Austin, con capacidad para albergar a cuarenta gatos y todos los clientes que quieran ir a saborear su cocina de corte texano ¡y vegano! que venden en un food-truck en el exterior del café y cuya carta aparece en su web.

Y con cada pedido que hagas, te regalan picoteo para tu mascota favorita.

Pounce Cat Cafe & Wine Bar

Un paso más allá en la concepción de Cat-Café, este local de Charleston, en Carolina del Sur, ha ido mucho más allá de servir cafés y dulces y ofrece una amplia selección de vinos y de picoteo, para que puedas extender las horas que te pasas con tu mascota favorita.

Por si no fuera ya toda una revolución en el mundo del cat-café, en Pounce Cat Cafe & Wine Bar organizan fiestas para solteros, de citas rápidas y todo tipo de encuentros para acercar más a los amantes a los gatos que no se conforman sólo con ver vídeos en Youtube.

 

trendencias.com

Related posts