El le贸n J煤piter馃槩馃槩馃槩

 

El le贸n J煤piter, abraz贸 por primera vez a Ana Julia Torres hace 16 a帽os. Ambos estuvieron confinados en un espacio de doscientos metros, al aire libre, por tres d铆as con sus noches. El le贸n de cuatro a帽os era v铆ctima de una intensa diarrea y su cuidadora no era capaz de abandonarlo, presa de los nervios al ver al rey del refugio animal Villa Lorena postrado sobre el pasto. Ella, decidida a desafiar la muerte, com铆a y dorm铆a con la cabeza de la noble fiera sobre sus piernas. 脡l respond铆a mir谩ndola fijamente por varias horas hasta caer vencido de sue帽o.

Al cuarto d铆a, J煤piter se levant贸. El le贸n resucit贸 sin m谩s remedio que el amor. Ya vigoroso, como de costumbre, alz贸 sus enormes patas delanteras y las puso justo en el cuello de Ana Julia, luego acerc贸 las fauces hasta los labios de su cuidadora. Esa escena nadie se la hubiera cre铆do tiempo despu茅s, sino fuera porque J煤piter y Ana hicieron de este s铆mbolo el m谩s fuerte lazo, solo bastaba que ella se arrimara a los barrotes de la jaula de J煤piter para que este sin pensarlo se abalanzara sobre su humanidad.

El le贸n naci贸 con todos los pron贸sticos en contra, fue el segundo cachorro de una leona de circo que horas antes pari贸 a su primog茅nito muerto. Una llamada desesperada hizo que el veterinario Jorge Gardeaz谩bal y su joven asistente, Delio Orjuela, llegaran el 13 de febrero del 2000 hasta el circo de las afueras de Cosmocentro, sur de la ciudad; encontraron a la leona con el pulso suficiente para mantenerla con viva, la embarcaron en el ba煤l de un carro y cruzaron Cali con ella hasta el zool贸gico, ya en medio de la ces谩rea se encontraron a J煤piter acomodado en un costado de las entra帽as de su madre.聽El cachorro estaba vivo, pero su madre muri贸 d铆as despu茅s.聽Ana Julia lleg贸 a J煤piter por curiosidad: una amiga le cont贸 que Delio ten铆a a un cachorro de le贸n de tres meses de edad en su apartamento; para entonces, Villa Lorena ya era el refugio animal m谩s grande de Cali; un vasto terreno al oriente, pegado al r铆o Cauca, donde resid铆an animales silvestres y dom茅sticos, todos abandonados, donados o rescatados tras ser v铆ctimas de maltrato. Ana Julia los acog铆a sin pedir un peso a cambio para聽manutenci贸n, ella respond铆a por todos los gastos.

El DAGMA (Departamento Administrativo de Gesti贸n del Medio Ambiente), decidi贸 en 2017, bajo la administraci贸n del alcalde de la ciudad de Cali, que Villa Lorena no era apto para tener fauna silvestre y decidieron ordenar el traslado de los animales. Algunos, que ten铆an deficiencias f铆sicas, fueron sentenciados a la eutanasia.

Ana Julia no fue capaz de ir el d铆a del traslado, se deprimi贸 y no pudo levantarse de la cama. 鈥淵o tengo dos hijos humanos y miles animales, ellos me han dado los mejores d铆as de mi vida, pero ese junio de 2017 fue como una daga al coraz贸n. No pude despedirme de mis peluditos, ni abrazar por 煤ltima vez a J煤piter鈥, relata Ana Julia.

Del le贸n no supo m谩s. Meses despu茅s sali贸 del cuadro de depresi贸n. Quiso continuar con su vida, pero el 17 de febrero de 2020 sufri贸 un ataque de ansiedad. 鈥淓ra como si se me quisiera salir el coraz贸n, me sudaban las manos, caminaba de un lugar a otro y no me hallaba. Dije: yo tengo que ir a ver a J煤piter. Compr茅 los pasajes m铆os y de una prima para que me acompa帽ara y al otro d铆a nos fuimos. Cuando llegamos al sitio, yo le digo 鈥榓del谩ntese para que grabe el reencuentro鈥, pero segundos despu茅s ella viene corriendo y me grita: 鈥樎egra! J煤piter se est谩 muriendo鈥. Yo casi me voy para atr谩s, llegu茅 a la jaula y le gritaba, pero 茅l no me reconoc铆a, no se mov铆a, no hac铆a nada鈥.

El le贸n de 300 kilos ahora pesaba 90. Las costillas se delinean perfectamente sobre el torso y las fuerzas solo le alcanzan para no cerrar los ojos. 鈥淵o me tir茅 encima de 茅l llorando, luego lo arrastr茅 porque le estaba dando de lleno el sol鈥.

鈥淭iene una hemoglobina de 2.7 y lo normal es que est茅 por encima de 10. Adem谩s, tiene un hematocrito de 9, que deber铆a estar arriba de 35, entonces es un animal que tiene agua en vez de sangre鈥, le dijo el m茅dico a Ana Julia.

Como hace 16 a帽os, volvieron a dormir juntos, encerrados en una jaula durante cinco d铆as. La cabeza de la noble fiera repos贸 en las piernas de su cuidadora.聽鈥淵o, sin saber le aplicaba el suero, las vitaminas que me dej贸 Delio y todo los dem谩s. No voy a dejar que mi le贸n se muera as铆, porque ese d铆a de la corazonada 茅l fue a buscarme, me busc贸 para que viniera a salvarlo鈥.

Un video de J煤piter moribundo llam贸 la atenci贸n del pa铆s. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, habilit贸 un avi贸n de la Fuerza A茅rea para el traslado de Monter铆a a Cali. Ahora reposa en el hogar de paso del Dagma, a la espera de transfusiones de sangre de otros leones y el resultado de los ex谩menes que podr铆an dar positivo de c谩ncer estomacal. Ana Julia est谩 segura de que J煤piter se quer铆a dejar morir, no como en aquellas ocasiones de teatro en que se tiraba al suelo para evitar entrar a la jaula de Villa Lorena; el le贸n se sinti贸 solo y no encontr贸 m谩s razones para seguir viviendo. 馃槩馃槩馃槩

's .