Estos son los restaurantes más extraños del mundo

Mesas a 45 metros de altura, comida cocinada con un volcán y platos que simulan excrementos son algunas de las experiencias más excéntricas.

A continuación, algunos de los restaurantes más extraños…

Restophone (Montpellier, Francia)

restophone

Normalmente hablar por teléfono en los restaurantes no está visto con bueno ojos, sin embargo, un restaurante de Montpellier cada mesa dispone de su propio auricular. Todos los teléfonos están conectados para que los comensales puedan conocerse entre ellos. Cada tercer miércoles del mes, celebran una noche de solteros.

Modern Toilet Restaurant (Taipei, Taiwan)modern-toilet

Los propietarios del Modern Toilet Restaurant traspasaron las fronteras de la decencia con la apertura de este escatológico establecimiento en Taiwan. En lugar de sillas, hay inodoros reales donde los comensales pueden sentarse a degustar los platos temáticos que recrean la excreción. Las bebidas se sirven en mini orinales. Todo empezó como una heladería (en la que se servían conos con espirales de chocolate), pero tras alcanzar el éxito se convirtió en restaurante “normal”. Ahora tiene filiales en casi toda Asia.

Heart Attack Grill (Las Vegas, EE.UU.)de En el Grill de Ataque al Corazón se les llama enfermeras a las camareras y pacientes a los clientes, aunque en ese restaurante de Las Vegas sería más fácil morir de un empacho que curarse de cualquier enfermedad. La hamburguesa más grande se llama Octuple Bypass, contiene casi 20.000 calorías y hasta ocho pisos de hamburguesas (una torre de carne que gotea grasa). Por si eso fuera poco, se pueden añadir 40 láminas de bacon por 7.40 dólares más. En 2012, un hombre fue hospitalizado por sufrir un ataque al corazón mientras trataba de acabar el Triple Bypass (tres pisos de hamburguesas). El propietario se hace llamar “el médico malo” y es obligatorio que los clientes lleven el uniforme de paciente cuando entran por la puerta. Los que pesan más de 160 kilos comen gratis.

El Diablo (Lanzarote, España)

l-eEste establecimiento canario utiliza la energía geotérmica del volcán Timanfaya –aún activo– para cocinar. La comida se prepara aprovechando el calor que sube por un orificio de la tierra, en forma de pozo. No sorprende que su especialidad sea la parrilla.

Disaster Café (Lloret de Mar, España)

disasterHay que mantenerse muy despierto en el Disaster Café (el café del desastre), porque en el momento de la comida suele suceder siempre algo bastante impactante: las luces se apagan y el suelo comienza a temblar simulando un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter. En este restaurante de cocina americana es normal que los platos y bebidas se derramen, por lo que sugieren no llevar las mejores ropas.

De Kas (Amsterdam, Holanda)

de-kas-interiorEs difícil imaginar un establecimiento que sirva verduras y hortalizas más frescas que las de De Kas (una estrella Michelin). Abierto desde 2001, se sitúa dentro de un enorme invernadero que había sido declarado en ruinas por las autoridades. Las verduras que se plantan en el vivero, justo al lado del invernadero, se recogen cada mañana y se sirven a la hora de comer. El menú, elaborado siempre con ingredientes locales, cambia cada día, dependiendo de la cosecha. Su chef Gert Jan Hagerman, cuyo anterior restaurante Vemmer en Amsterdam tiene una estrella Michelin, es quien se ocupa del vivero. Allí se le puede encontrar cada día trabajando la tierra, plantando y recolectando lo que después cocinará.

Alnwick Garden (Northumberland, Inglaterra)

swPuentes de cuerda inestables, pasarelas de madera y un absoluto silencio rodeado de naturaleza es lo que se encuentra mientras se espera mesa para comer en esta casita del árbol. Su filosofía ecológica se manifiesta en la abundancia de madera y en los ingredientes del menú, que provienen de los campos que lo rodean. Si se tiene frío, es posible acercarse a la chimenea que siempre queda encendida en el centro de la sala.

Dinner in the Sky (Bruselas, Bélgica)dinner-in-the-skySi alguna vez pensó en comer a 45 metros por encima de la tierra, con el viento en la cara mientras sus piernas cuelgan y su silla se mece en el aire, La cena en el cielo es el lugar perfecto. Se trata de una mesa para 22 comensales sujeta de una grúa gigante. La empresa creció rápidamente durante sus 10 años de vida, al punto de que ahora puede jactarse de operar en 40 países.

Ithaa Undersea Restaurant (Rangali, Maldives)

ithaa-mUn túnel curvo y transparente permite disfrutar de una onírica vista del mar con peces, tiburones y tortugas. El Restaurante Bajo el Mar se encuentra en un lujoso resort de la isla de Randali, en las Maldivas. Y la comida es igualmente suntuosa.

 

 

Related posts