Mutilación del Clítoris (MGF)

Hay miles de cosas que aún no termino por comprender ni aceptar en el paso por esta vida, pero si hay algo atroz, cruel y egoísta es la MGF la ablación o mutilación genital femenina. Es totalmente absurdo que se vean ese tipo de cosas y hasta ridículo que ciertas civilizaciones y culturas no avancen al compás del siglo.

Estuve viviendo un tiempo en Gambia África, exactamente en Banjul, y justo ahí, esta despiadada práctica la han llevado a cabo desde siempre y al parecer a encargados de velar por los derechos humanos en el mundo, entidades y gobiernos, les ha quedado grande.

Ahí indagué un poco sobre el tema, y no salía de mi asombro, sobre todo al conocer la raíz de dicha práctica, la cual se basa en creencias religiosas y quienes la defienden, consideran que, de cierta manera, es un “mandato divino”.

Para ellos hacer esto es agradar a Alá, ya que, al mutilar el clítoris y labios, acaban con todo placer sexual que pueda sentir una mujer y eso les ayuda a no caer en “pecado”.

Según muchas culturas que practican la MGF, los hombres al casarse con estas mujeres, van seguros que su nueva esposa es virgen porque desde pequeñas se les ha mutilado los labios superiores e inferiores y el clítoris, habiéndoles dejado solo el orificio para orinar.

En el mundo existen millones de niñas a las que se les ha realizado tal proceso. Hay muchas maneras de realizarlo y en algunos casos, incluye la resección total o parcial del clítoris, labios mayores o menores, estrechamiento de abertura vaginal y la perforación, incisión o raspado de la zona genital.

Esta práctica se realiza sin ningún tipo de asepsia y generando terribles infecciones. Los instrumentos utilizados, son en su mayoría rudimentarios y con poca higiene. Muchas de estas niñas mueren desangradas, y las que sobreviven lo hacen no solo afectadas en su parte física, sino destruida su parte emocional.

Pero esta práctica no es solo en África, existen otros lugares del mundo donde se sigue efectuando, pero el único lugar de América latina donde se practica la ablación es en Colombia, realizada por los Emberá, una comunidad de 150.000 personas y presente en 16 departamentos del país.

La comunidad Emberá Chamí, argumenta dentro de su total ignorancia, que este acto se trata de una “curación” o “arreglo” que obligatoriamente debe realizarse a las niñas cuando el clítoris sobresale, y así evitar que este crezca y tome el tamaño de un pene. Esto evita además según ellos, que las mujeres no se vuelvan infieles o lesbianas, y no caigan en la promiscuidad.

¿Cómo en estos tiempos aún se crea necesario el asesinar el placer sexual en una mujer basándose en estúpidas creencias religiosas y morales?

La práctica se está llevando a cabo en menores de mucha más temprana edad que antes, ya que temen que al crecer quieran defenderse y juzgar el hecho.

Yo a esto lo llamo un acto puro de violencia contra la mujer con una mezcla de machismo y egoísmo.

 

Es increíble que se lleven años tratando de abolir totalmente esta horrorosa práctica y aún no lo hayan logrado.

¿O es realmente imposible de acabar?

NO entiendo al mundo.

Investigación: VanessaBulaB

Redacción y texto original: VanessaBulaB

Related posts