Glutamato monosódico

El consumo de alimentos procesados, uno de los hábitos comunes hoy en día.Entre los muchos aditivos químicos en nuestros alimentos, se encuentra el glutamato monosódico (GMS), también conocido como el aditivo “umami”. El umami es uno de los cinco sabores básicos, junto con el amargo, dulce, ácido y salado, se encuentra naturalmente en algunos alimentos como la carne, las espinacas y los champiñones, sin embargo el GMS es el resultado de un proceso químico.

¿Dónde se encuentra en su mayor parte el GLUTAMATO MONOSÓDICO?

Se encuentra en casi todos los productos que se consumen a diario.

En los alimentos para niños, siendo estos los más perjudicados, incluso se encuentran en productos que promocionan como “productos sanos”.

Está presente en galletas, paquetes, doritos y todas las marcas reconocidas.

Sopas de sobre, saborizantes para sopas… etc, etc, etc.
gms

glutamato-monosodico imageel GMS contiene un 78% de ácido glutámico libre, 21% de sodio y hasta 1% de contaminantes. El GMS “engaña” a nuestro cuerpo haciéndonos creer que la comida sabe mejor, más sana y más rica en nutrientes.

¿POR QUÉ SE DEBE EVITAR?

Glutamato Monosódico es una NEUROTOXINA, es una forma de excito-toxina. Las Excitotoxinas son los productos químicos que excitan a las neuronas, haciendo que se disparen rápidamente, y después mueran repentinamente.

Además, consumir alimentos con GMS hace que los niveles de glutamato en la sangre sean más altos de lo que deberían ser, y si estos niveles se mantienen así, el glutamato se filtra al cerebro causando y contribuyendo a malestares físicos.

Además que se descubrió que las personas que ingieren más GMS son más propensas a tener sobrepeso u obesidad.

Hay que tener mucho cuidado ya que normalmente es etiquetada como:

  • Proteína texturizada
  • Alimento para levadura
  • Concentrado de proteína de soya
  • Gelatina o el nutriente de levadura.

Related posts